Blogia
cantosrodados

SEGUNDAS OPORTUNIDADES

Necesitaba una segunda oportunidad. Un segundo intento de no repetir los mismos errores. Así que rellenó con decisión la solicitud, lamió el sello y lo pegó en la esquina superior derecha.


Esperó el correo durante días. Miraba el buzón compulsivamente, rebuscando entre la publicidad un sobre verde.


Pensaba a diario en todas las veces que se había equivocado en su vida. En las meteduras de pata, en las confusiones y malentendidos, en las decisiones tomadas sin meditar, en el daño que había provocado a los de su alrededor. Y cuando se tomaba un respiro, la úlcera volvía a traerle los recuerdos.


Dos semanas después, por fin llegó la carta. Pero el sobre era rojo. Extrañado, lo abrió y leyó el mensaje escrito sobre una enorme señal de “Prohibido” impreso en la hoja: “Denegada su petición de una segunda oportunidad. Aún le quedan tres primeras oportunidades”.


Se le cayó el alma a los pies. ¿Qué voy a hacer ahora?


Tenía que gastar aún las tres primeras oportunidades que le quedaban. Tenía que seguir equivocándose, cometiendo errores, conduciendo su vida hacia el precipicio, llevándose por delante todo aquello que quería...


Ese es el problema de esta vida, pensó. El maldito problema: las segundas oportunidades siempre llegan después de haber agotado las primeras.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

sergisonic -

un privilegio, gozar de tantas primeras oportunidades. ¿todos partimos con las mismas? Eso espero, así me ahorro el correo...

Un placer leer aquí.
Sergi
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres